Buscar
  • AsocMexDiabetes

Complicaciones oculares en personas con diabetes



Las enfermedades del ojo relacionadas con la diabetes se asocian con un mal manejo de la condición ¿Por qué? Con el tiempo, una diabetes descontrolada y niveles de glucosa altos sostenidos por largo tiempo, pueden causar daños en estos órganos que traen consigo consecuencias desde baja visión hasta ceguera irreversible.


Sin embargo, un manejo adecuado y efectivo puede prevenir o retrasar el comienzo de cualquier complicación y, en caso de encontrarse en las primeras etapas, se pueden tomar las medidas necesarias para impedir que siga progresando.


A continuación encontrarás los distintos tipos de complicaciones oftalmológicas, sus causas y características, además de qué puedes hacer para prevenirlas.


RETINOPATÍA POR DIABETES (RD)


Esta es la complicación de los ojos más común y se asocia a daños provocados a los vasos sanguíneos de la retina. La retina es un tejido sensible a la luz que se encarga de convertirla en señales que el cerebro interpreta para que podamos ver el mundo.


Los vasos sanguíneos que llevan sangre y oxígeno a ella son muy pequeños y si se mantienen niveles de glucosa muy altos en sangre y por mucho tiempo, pueden empezar a dañarse, causando a su vez alteraciones en la retina. También la duración de la diabetes y tener presión arterial alta influyen en su desarrollo.


La RD se divide en dos etapas: la retinopatía diabética NO proliferativa y la retinopatía diabética proliferativa. La primera es la etapa temprana de esta enfermedad, donde comienza a haber cambios en el ojo como debilitamiento y abultamiento de los vasos sanguíneos, incluso estos pueden llegar a romperse y a filtrar líquidos hacia la retina. El resultado de estos cambios en el ojo es la retinopatía diabética proliferativa.


Si las anomalías que van surgiendo restringen el flujo sanguíneo hacia la retina y ésta no recibe suficiente oxígeno, crecen nuevos vasos sanguíneos para cumplir con esta tarea. Sin embargo, son tan delicados que pueden romperse con mucha facilidad, causando hemorragias y en el peor de los casos, desprendimiento de la retina.


EDEMA MACULAR POR DIABETES


Esta enfermedad afecta a la parte central de la retina, también conocida como mácula, la cual es importantísima para la visión central y los detalles que podemos observar a nuestro alrededor.


Gracias a ella tenemos la capacidad de leer, conducir y ver los rostros de las personas. Al igual que la RD, surge por un descontrol en los niveles de glucosa y presión arterial a lo largo de mucho tiempo, y suele producirse en personas que tienen retinopatía diabética proliferativa. En esta complicación se presenta inflamación y acumulación de líquido en la mácula, lo cual puede llevar a pérdida parcial de la vista o ceguera.


CLAUCOMA


El glaucoma es un grupo de condiciones progresivas que resulta en daños al nervio óptico, el cual traslada mensajes visuales entre la retina y el cerebro. Como tal, no es causado por la diabetes, pero es más frecuente en personas que viven con esta condición, y su deterioro puede ser más rápido.

Ocurre cuando se acumula líquido en la parte delantera del ojo y puede dañar de manera permanente la vista, reduciendo la visión periférica. Existen distintos tipos, sin embargo el más común es el glaucoma crónico de ángulo abierto, el cual se desarrolla lentamente con el tiempo y por lo general es asintomático hasta que ha progresado significativamente.


CATARATAS


Al igual que el glaucoma, las cataratas no son causadas directamente por la diabetes, sin embargo, esta condición aumenta las probabilidades de desarrollarlas y desde edades más tempranas. Se caracterizan por la opacidad de los lentes que hay dentro de los ojos, también llamados cristalinos. Estos son estructuras transparentes que nos permiten tener una visión nítida y cuya forma es capaz de cambiar, permitiéndonos enfocar los objetos. Conforme uno envejece las proteínas del cristalino comienzan a descomponerse, tornándolo opaco y ocasionando visión borrosa. A diferencia de las otras complicaciones, las cataratas no dañan el ojo, por lo cual pueden removerse por medio de cirugía.

¿Cómo se previenen estas complicaciones?


Con frecuencia, todas estas enfermedades no presentan síntomas en las etapas tempranas. No hay dolor, cambios en la visión, ni daños que puedan apreciarse a simple vista.


Es por esto que es de suma importancia asistir al oftalmólogo mínimo una vez al año para que se realicen pruebas de agudeza visual y un examen de fondo de ojo. Esta es una prueba muy sencilla e indolora, en donde se dilatan las pupilas para que el especialista pueda observar a través de lentes especiales y luz la parte posterior del ojo. Las molestias que pueden llegar a presentarse son escozor en los ojos, mayor sensibilidad a la luz y visión borrosa, pero al cabo de unos minutos o unas cuantas horas, todo habrá regresado a la normalidad.


● Diabetes tipo 1

El examen inicial debe realizarse en un plazo de cinco años después del diagnóstico de diabetes en el caso de niños o al llegar a la pubertad, lo que suceda primero. A partir de ahí debe hacerse un examen regular cada año, y en caso de detectarse retinopatía, puede ser necesario aumentar la frecuencia de los exámenes.


● Diabetes tipo 2

El examen inicial debe realizarse tan pronto como sea posible después del diagnóstico de diabetes. Al igual que en diabetes tipo 1, a partir de ese momento se debe asistir cada año a consulta oftalmológica y en caso de detectarse retinopatía (o si el médico lo indica) puede ser necesario aumentar la frecuencia de las visitas.


Una vez más los buenos hábitos son la clave para prevenir y evitar la aparición de cualquier complicación derivada de la diabetes. El manejo adecuado de la glucosa en sangre, la presión arterial y los lípidos sanguíneos, además de acudir a exámenes oftalmológicos de manera regular, reducen la probabilidad de desarrollar cualquier complicación ocular. En caso de encontrarse en las primeras etapas de alguna complicación, se puede seguir un tratamiento exitoso, que prevenga su progresión y evite la pérdida de la visión.


Elaborado por Educadora en Diabetes Angélica Macías Guzmán


Bibliografía

● American Diabetes Association. (2021). Microvascular Complications and Foot Care: Standards of medical care in diabetes - 2021. Diabetes care; 44 (Suppl. 1): S151-S167. Doi: https://doi.org/10.2337/dc21-S011

● American Academy of Ophtalmology. (2019). Diabetic retinopathy preferred practice pattern guidelines. Doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.ophtha.2019.09.025

● National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. (2017). Las enfermedades diabéticas del ojo. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/prevenir-problemas/ojos

● Federación Internacional de Diabetes y La Fundación Fred Hollows. (2016). Diabetes y salud oculr: una guía para los profesionales de la salud. Bruselas, Bélgica: Federación Internacional de Diabetes.




161 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo