Buscar
  • AsocMexDiabetes

Propósitos de año nuevo y diabetes



Seguramente iniciaste el año pensando en los cambios que quieres realizar para este 2022.


Tal vez pensaste: “Ahora sí realizaré ejercicio”, “voy a dejar de fumar”, “dejaré de comer comida chatarra y comeré más saludable”, etc.


Pero ¿Ya pensaste en las acciones que realizarás para conseguirlo? ¿Pensaste si estos son solo propósitos de año nuevo o ya has planteado objetivos específicos bien definidos y realistas?


No pierdas de vista esta información si quieres lograr cambios de conducta en beneficio de tu salud ahora que recién iniciamos este nuevo año.


Primero. Un propósito se define como la intención o el ánimo de hacer o dejar de hacer algo, es decir, solo es el deseo de realizar algo, pero este deseo no es suficiente para cumplir las metas, pues un propósito no incluye el planteamiento de objetivos bien definidos.


Si vives con diabetes debes tomar decisiones y realizar diversas acciones todos los días. A través de dichas acciones conseguirás cambios de comportamiento que te ayudarán a mantener una calidad de vida óptima. Los cambios de comportamiento son fundamentales para lograr un adecuado manejo de la diabetes.


¿Qué es un comportamiento? Un comportamiento es una acción observable y medible que se presenta como respuesta a ciertas circunstancias. El comportamiento también se refiere a la manera en la que procedemos ante ciertos estímulos y está determinado por nuestros conocimientos, nuestras creencias y nuestras emociones.


La modificación de la conducta es un proceso complejo y se requiere de educación en diabetes para conseguirlo. Uno de los principales determinantes para realizar cambios es la motivación, pero también es muy importante establecer objetivos y planificar las acciones que se realizarán en el día a día, así como tener apoyo y estímulo para mantener dichos cambios, lo cual puede ser difícil.


¿De quién es responsabilidad el cambio de conducta?


El cambio de conducta es responsabilidad de quien vive con diabetes, pero siempre con el apoyo del Educador en Diabetes. Tú eres experto en tu vida, en tus circunstancias y lo que te funciona, pero los profesionales de la salud tienen información y formación especializada que te será útil, además de muy necesaria, para tomar decisiones y modificar conductas.


En primer lugar, tú debes decidir si quieres cambiar una conducta y tu Educador en Diabetes te apoyará en la toma de decisiones y te orientará, entre otras cosas, respecto a cómo y dónde debes empezar, y también estará acompañándote durante el proceso, pero es importante que solicites ayuda cuando la necesites, esto es completamente normal y válido, cada persona es diferente y todos tenemos necesidades diferentes, por lo tanto, es fundamental echar a andar un plan de acción con metas específicas y que estén apegadas a tu vida, a tus deseos, a tus necesidades y a tu realidad.


Los resultados son muy importantes, claro, de eso se trata, de conseguirlos, de llegar a ellos, sin embargo, el proceso y la definición e implementación de las metas de comportamiento son fundamentales para llegar a dichos resultados. Y no se debe perder de vista que, para lograrlos, es imprescindible contar con conocimientos y también desarrollar habilidades propias del autocuidado de la diabetes. El manejo exitoso de la diabetes es uno de los principales retos en la vida de una persona y el cambio de comportamiento no se logra de la noche a la mañana, se trata de un proceso, se trata de ir paso a paso, pues es un proceso de aprendizaje que requiere tiempo, y no es el mismo tiempo para todos.


Por lo anterior, es importante que establezcas un programa de intervención para modificar la conducta. Dicho programa debe incluir los siguientes aspectos:


  1. Identifica el comportamiento o comportamientos que deseas modificar: Tal vez sea necesario que cambies varias conductas para tener un mejor manejo de tu diabetes, pero recuerda, iremos paso a paso. Tal vez sea necesario modificar conductas con respecto a:

  • Alimentación.

  • Actividad física.

  • Automonitoreo de la glucosa.

  • Toma de medicamentos.

  • Aplicación de insulina.

  • Aspectos emocionales.

  • Identificación y prevención de complicaciones.


¿Ya identificaste cuál es el cambio con el que iniciarás este año? Tal vez identificaste más de uno ¡está bien! Recuerda, vamos poco a poco.


  1. Establece los objetivos: Esto es fundamental, pues si no planteas los objetivos difícilmente cumplirás tus metas. Al plantear los objetivos estarás empezando a planear en forma tus cambios de comportamiento. Asegúrate de que los objetivos cumplan con las siguientes características:

  • Específicos: Deben detallarse de forma precisa y correcta. Responder a la pregunta “¿Qué voy a hacer?” te será de mucha utilidad.

  • Medibles: Que puedan medirse con facilidad. La pregunta “¿Cuánto haré?” te ayudará, pues así podrás definir la frecuencia de las acciones que realizarás.

  • Alcanzables: Que sea posible realizarlos. Un objetivo no realista puede conducir al fracaso inmediato. Si puedes responder sin problema a la pregunta “¿Cómo lo haré?”, entonces te darás cuenta de si tu objetivo es realista y alcanzable.

  • Relevantes: Deben ser relevantes y tener un significado para tu vida. Tan solo responde la pregunta “¿Tiene utilidad para mí?”. Esto es importante, pues a veces queremos aprender algo que, al menos en este momento, no tenga utilidad en el proceso del cambio de comportamiento que queremos realizar.

  • Tiempo: Que sean realizados en un marco de tiempo específico. Sin fechas ni horarios nos será más difícil lograrlo, así que responder a las preguntas “¿Por cuánto tiempo lo haré?” y “¿Desde cuándo?” te será de gran ayuda.


Observa las diferencias en los siguientes ejemplos:


  • Propósito de año nuevo: “Voy a hacer ejercicio”. Como puedes ver, no cumple con todas las características, pues únicamente responde al ¿Qué voy a hacer? Pero no describe con detalle el tipo de ejercicio, los días en que se realizará, cuánto tiempo, desde qué día se iniciará, etc.

  • Objetivo específico: A partir del lunes 17 de enero saldré a caminar durante 15 minutos los lunes, miércoles, viernes y sábados a las 18:00 horas utilizando ropa y calzado adecuados.


¿Notas la diferencia? Con el planteamiento del objetivo específico ya estás estructurando un programa de ejercicio, lo cual es un excelente inicio y verás que, mientras más específico seas, mayor será la probabilidad de que lo cumplas. Después de un tiempo, entonces podrás ser más ambicioso, es decir, podrás incrementar la duración de la caminata o agregar días, de tal forma que logres realizarlo a diario durante al menos 30 minutos.


Veamos otro ejemplo:


  • Propósito de año nuevo: “Voy a cambiar mi alimentación”.

  • Objetivo específico: A partir del jueves 20 de enero evitaré el consumo de alimentos chatarra e incrementaré el consumo de verduras en cada tiempo de comida todos los días.

¿Puedes notar la diferencia? Establecer acciones específicas es determinante para que logres los cambios deseados. Como puedes ver, hay una gran diferencia entre un propósito de año nuevo y un objetivo específico.


  1. Realiza estrategias para enfrentarte a los problemas que surjan: Puede ser que te enfrentes a barreras que te impidan alcanzar las metas (aunque estas sean claras y específicas). ¡No te preocupes!, es válido fallar y no lograrlo a la primera, pero es importante que identifiques los obstáculos que te impidieron lograrlo, de esta forma podrás hacer frente a los problemas. Algunas barreas pueden ser: dinero, tiempo, falta de apoyo, falta de conocimientos o de habilidades sobre el automanejo de la diabetes, etc. Considera que puedes modificar los planes y hacer ajustes en tus objetivos hasta que lo logres. Reflexiona con frecuencia sobre tu progreso enfocándote en la identificación de lo que te funcionó y de lo que no te funcionó, así como en la resolución de problemas.


No olvides invitar a otras personas que sean importantes para ti, como tu familia, tus amigos, tu pareja, etc. Ellos podrán motivarte y apoyarte en la modificación de tu comportamiento, tal vez ellos también requieran hacer cambios de comportamiento ¡el beneficio será para todos!


Para lograr cambios de comportamiento deben asociarse las siguientes condiciones, por lo que es importante que cuentes con ellas antes de iniciar el proceso de cambio:


  • Adquirir conocimientos para saber qué hacer.

  • Adquirir habilidades para saber cómo hacerlo.

  • Tener confianza y motivación para querer hacerlo.

  • Resolver problemas para poder hacerlo.


Las personas con diabetes aportan el 99% de los cuidados diarios, así que recuerda que un educador en diabetes es la persona indicada para darte educación, pues a través de esta obtendrás no solo los conocimientos, sino también las habilidades necesarias para realizar cambios de comportamiento que tendrán como resultado un manejo adecuado de la diabetes y, por ende, una calidad de vida óptima.


Elaboró: Marcela E. Vega G.


Referencias:


  1. Coke, Lola. ¿Cómo ayudar a los pacientes a lograr cambios permanentes del estilo de vida? Simposio Cambio de Conductas. Serie científica latinoamericana.

  2. Actúe para prevenir la diabetes. Un manual para prevenir la diabetes tipo 2 en Europa. Recuperado de http://www.redgdps.org/gestor/upload/file/Image-manual-prevenir-diabetes_2013-europa.pdf

  3. Martha M. Funnell, MS, RN, CDE and Robert M. Anderson, EdD. Empowerment and Self-Management of Diabetes. Clinical diabetes. American Diabetes Association.


123 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo