Buscar
  • AsocMexDiabetes

Complicaciones relacionadas con el pie en personas con diabetes



Sabemos que las personas que viven con diabetes pueden llegar a presentar diversas complicaciones crónicas cuando llevan un mal manejo de su condición, entre ellas, se encuentran las que están relacionadas con el pie, las cuales son consideradas como de las más serias y costosas.


En este artículo explicaremos 8 complicaciones relacionadas con el pie; su definición, causa y qué hacer para prevenirlas.


1. Neuropatía diabética: En pocas palabras, es una afectación en nuestros nervios, los cuales se encargan de realizar diversas funciones, una de ellas, es llevar señales entre nuestro cerebro y otras partes de nuestro cuerpo. La neuropatía es considerada como la complicación (con presencia de síntomas) más frecuente y la principal razón de la presencia de lesiones y en casos más graves, de amputación. ¿Cuál es la causa? Si de manera constante, presentamos elevados niveles de glucosa en sangre o de triglicéridos, puede provocar un daño en nuestros nervios. Cuando nuestros niveles de glucosa en sangre son altos se pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos que ayudan a llevar a nuestros nervios oxígeno y nutrientes, ya que sin ellos no pueden funcionar adecuadamente.


Hay diferentes tipos:


Neuropatía periférica: La más común es la polineuropatía simétrica distal, en la cual los nervios dañados son los de pies y piernas (“medias”), y algunas veces incluso los de las manos y brazos (“guantes”). Su causa principal son los niveles altos de glucosa en sangre por un tiempo prolongado. Lo que ocurre es una deficiencia sensitiva, además, se puede presentar debilidad en los músculos, en etapas más tardías. De igual manera, en algunas personas puede haber quemazón, sensación de hormigueo y punzadas. Este tipo de síntomas suelen ser más intensos en la noche.


Neuropatía autonómica: Se presenta cuando los niveles de glucosa y de triglicéridos son altos de manera sostenida en el tiempo. Se presenta un daño en los nervios que controlan los órganos internos, entonces, se pueden detectar problemas con el ritmo cardíaco y la presión arterial, en el sistema digestivo, la vejiga, órganos sexuales, glándulas sudoríparas, los ojos y con la capacidad para detectar cuando nuestros niveles de glucosa son bajos. Los síntomas dependen del lugar en donde se presente el problema, por ejemplo, en el caso de los nervios que se encargan de controlar nuestro ritmo cardíaco y presión arterial, pueden llegar a responder de una manera más lenta a cuando cambiamos de posición (de estar acostados a sentarnos), cuando estamos estresados, cuando realizamos actividad física, al sueño y con nuestra respiración.


En el caso de los nervios de nuestro sistema digestivo, podemos llegar a presentar distensión abdominal, sensación de ya estar satisfechos, náuseas, problemas para evacuar adecuadamente, diarrea, disfagia (dificultad para pasar nuestros alimentos) y vómito. Por otro lado, cuando nuestros nervios dañados son los de la vejiga puedes presentar problemas para poder identificar adecuadamente cuando tienes ganas de ir al baño o cuando nuestra vejiga se encuentra vacía.


En órganos sexuales de los hombres, puede impedir que puedan tener una erección o problemas al eyacular. En mujeres se pueden presentar problemas de falta de humectación en la vagina.


Cuando el daño es en los nervios que se encargan de manejar a las glándulas sudoríparas puede provocar que sudes mucho, sobre todo en la noche o el extremo contrario, que no suden ciertas partes del cuerpo.


En los ojos, puede que las pupilas actúen menos rápido a los cambios de luz y oscuridad.


Por último, puedes llegar a presentar una hipoglucemia sin síntomas, lo cual puede ser peligroso.


Neuropatías focales: La más común es la de atrapamiento de nervios, es decir que quedan “acorralados” de manera externa cuando pasan por el hueso y tejidos. Se dañan nervios individuales, sobre todo los de las manos, cabeza, torso o piernas.


Neuropatía proximal: Se presenta un daño en los nervios de la cadera, glúteos o muslos. Por lo general, el daño es en un lado del cuerpo, aunque puede extenderse. Se puede llegar a sentir un dolor repentino, debilidad en piernas, pérdida de reflejos (como debe actuar el cuerpo ante ciertos estímulos), agotamiento en nuestros músculos y disminución en el peso corporal.


Una de sus características de la neuropatía diabética, es que se pierde la sensibilidad en los pies, es decir, al dolor y al calor o frío, es por eso que es tan importante que el médico te revise los pies en cada consulta y que además, lo hagas diario en tu casa, con el fin de detectar a tiempo si existe alguna anormalidad y tratarla.


2. Enfermedad vascular periférica: Se presenta como parte de una manifestación a partir de que se agrupan grasa, colesterol y otras sustancias en la pared de nuestras arterias de nuestros miembros inferiores. Por lo tanto, se disminuye el flujo sanguíneo y puede llegar a provocar isquemia (cuando se detiene la circulación sanguínea). El síntoma principal, se le conoce como claudicación intermitente, en la que se presenta un dolor cuando caminamos, que puede parar cuando reposamos. Además, se puede presentar pérdida del vello en los dedos de los pies y dorso y engrosamiento de uñas.


3. Úlceras: Se presentan como una consecuencia de la neuropatía y/o enfermedad arterial periférica. Existen diversos factores que aumentan la probabilidad de tenerlas como lo son: El pobre manejo de nuestros niveles de glucosa, fumar, presentar callosidades, poca higiene, alteraciones en las uñas, amputaciones previas, entre otras. Su principal causa es la fricción por un uso de calzado que no es apto para la persona o la presencia de objetos en el calzado, callos sin tener una adecuada atención de cuidado, uñas descuidadas y quemaduras.


4. Cambios en la piel: Puedes llegar a notar que tu piel no esté hidratada adecuadamente y por lo tanto, se vea seca, que se empiece a pelar o agrietar. La causa de esto es que nuestros nervios que se encargan de controlar la grasa y humedad de nuestros pies se encuentran dañados.


5. Callos: Estos suelen ser más frecuentes en personas que viven con diabetes, además de tener un crecimiento mucho más veloz. Si presentas muchos callos, puede que sea porque no tienes un calzado adecuado para ti. Es importante que nunca intentes cortarlos por tu cuenta ya que puede causar llagas e infecciones.


6. Llagas en los pies: Por lo general, se presentan en la parte anterior de la planta del pie o la planta del pulgar. Cuando aparecen en los costados del pie puede ser por zapatos incómodos (que no nos quedan de manera adecuada). Nuestro médico debe examinarlas aunque no nos causen dolor. Debes tener mucha precaución, pues si se descuidan pueden llegar a infectarse y provocar hasta la pérdida de la extremidad.


7. Mala circulación: Puede provocar que baje la capacidad del pie para combatir la infección. Dentro de las posibles causas está el tabaquismo, porque esto puede hacer que las arterias se vuelvan más rígidas, más rápido. Es por ello que es importante mantener la presión arterial y el colesterol, en niveles adecuados. El ejercicio, puede ayudar con este problema, pero debes usar zapatos que sean especialmente para realizar esta actividad y por lo tanto que sean lo suficientemente cómodos.


8. Amputación: Cuando las personas que viven con diabetes presentan enfermedad arterial periférica, se reduce el flujo sanguíneo hacia los pies. Si además tienen neuropatía diabética, como se comentó anteriormente, que tienen una menor sensibilidad a diferentes temperaturas y al dolor, pueden provocar en conjunto, la aparición de llagas que se pueden infectar y llevar a la amputación. La mayoría de las amputaciones se pueden prevenir, si se lleva un adecuado seguimiento con el médico y si se usa un calzado adecuado.


Entonces… ¿Qué recomendaciones de cuidado debo tomar en cuenta?


● Evitar bañarse con agua muy caliente. Secar muy bien nuestros pies y no poner crema humectante entre los dedos.

Cortar las uñas de los pies con cuidado, debe ser de manera recta.

Al revisar los pies (con ayuda de un espejo) se debe buscar resequedad, fisuras en la piel, callos, cambios de color o cualquier anormalidad.

Buscar zapatos cómodos y de una talla adecuada, usar calcetines de algodón o lana, sin costuras y evitar caminar con los pies descalzos.

Dejar de fumar.


En conclusión, existen diversas complicaciones que se pueden presentar en los pies de las personas que viven con diabetes, sin embargo, hay diferentes recomendaciones que podemos seguir con el fin de evitarlas. Lo más importante como siempre es la prevención, es decir, estar al pendiente de revisarlos diariamente en casa, para que así, en caso de presentar una alteración se puedan llevar a cabo acciones concretas y prevenir que se desarrollen o se hagan más difíciles de controlar y sobre todo es muy importante llevar un buen control de la glucosa en sangre, según nuestras metas.


Si presentas alguna de estas complicaciones por favor acude con tu médico.


Elaborado por Ana Paula Reyes Best



Referencias:

1. ¿Qué es la neuropatía diabética? | NIDDK. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. (2018). Retrieved 11 June 2021, from https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/prevenir-problemas/neuropatias-diabeticas/que-es.


2. Botas Velasco, M., Cervell Rodríguez, D., Rodríguez Montalbán, A., Vicente Jiménez, S., & Fernández de Valderrama Martínez, I. (2016). Actualización en el diagnóstico, tratamiento y prevención de la neuropatía diabética periférica. Elsevier. Retrieved 11 June 2021, from https://www.elsevier.es/es-revista-angiologia-294-articulo-actualizacion-el-diagnostico-tratamiento-prevencion-S0003317016300967.


3. Dres. Tesfaye S, Selvarajah D. (2012). Neuropatía diabética periférica - Artículos - IntraMed. Intramed.net. Retrieved 11 June 2021, from https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=76092.


4. Neuropatía autonómica | NIDDK. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. (2018). Retrieved 11 June 2021, from https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/prevenir-problemas/neuropatias-diabeticas/autonomica.


5. NIDDK. (2018, febrero). Neuropatías focales. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/prevenir-problemas/neuropatias-diabeticas/focales


6. NIDDK. (2018a, febrero). Neuropatía proximal. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/prevenir-problemas/neuropatias-diabeticas/proximal


7. Gómez Hoyos, E., Levy, A., Díaz Perez, A., Cuesta Hernández, M., Montañez Zorrilla, C., & Calle Pascual, A. (2012). Pie diabético. Seminarios De La Fundación Española De Reumatología, 13(4), 119-129. https://doi.org/10.1016/j.semreu.2012.06.003


8. Pérez Pastén, E. Pérez Pastén, P. (2004). Educación en Diabetes. Manual de Apoyo.Asociación Mexicana de Diabetes.


9. Complicaciones de los pies. American Diabetes Association. (2015). Retrieved 11 June 2021, from http://archives.diabetes.org/es/vivir-con-diabetes/complicaciones/complicaciones-en-los-pies.html.


10.Triana Ricci, R. (2014). Pie diabético. Fisiopatología y consecuencias. Revista Colombiana De Ortopedia Y Traumatología, 28(4), 143-153. https://doi.org/10.1016/j.rccot.2015.04.006




















1,246 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo