Buscar
  • AsocMexDiabetes

¿CUÁNDO COMER CARBOHIDRATOS SIMPLES O COMPLEJOS SI VIVO CON DIABETES?


Los hidratos de carbono también conocidos como carbohidratos, son parte de los macronutrientes que se encuentran en los alimentos en conjunto con las proteínas y los lípidos.


Son parte fundamental de la nutrición humana ya que su labor principal es brindarnos energía para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro, órganos y músculos, funcionando como un combustible rápido y fácil de obtener.


Ellos intervienen en la regulación de los niveles de azúcar en sangre, disminuyen la fatiga y ayudan con la recuperación muscular tras la actividad física. Asimismo, participan en la síntesis del material genético, el metabolismo de grasas y proteínas, ayudan en la creación de tejidos musculares, entre otras funciones. En resumen los hidratos de carbono son fundamentales para obtener la energía que requiere nuestro cuerpo para cumplir con sus actividades diarias.


Encontramos dos tipos, los cuales se dividen dependiendo de su estructura: complejos o de lenta absorción (almidones y fibra) que encontramos en alimentos como frijoles, granos enteros, verduras, etc.; y los simples o de rápida absorción, también denominados azúcares simples, que se encuentran en alimentos como harinas refinadas, azúcar de mesa, refrescos, jugos, dulces, entre otros productos.

Cuando se consumen alimentos o bebidas con carbohidratos, estos mismos se convierten en glucosa para alimentar nuestras células, provocando que los niveles de azúcar en sangre aumenten. Qué tanto aumenten dependerá de la cantidad y el tipo de carbohidratos ingeridos, entre otras cuestiones. En diabetes hay que ser muy conscientes de esto, ya que la función de la insulina previene que los niveles de glucosa se eleven demasiado, pero cuando se vive con esta condición el funcionamiento de esta hormona se ve afectada.


Hay que tener especial cuidado con la ingestión de carbohidratos simples ya que puede llevar a picos de glucosa en la sangre. Por lo mismo solamente se recomiendan en casos de hipoglucemia, cuando el azúcar está debajo de 70 mg/dl. Para estas situaciones se aplica la regla de los 15 que consiste en comer 15 gramos de carbohidratos simples y esperar 15 minutos para que el azúcar se eleve por encima de 100 mg/dl, lo cual se comprueba mediante el automonitoreo.


Esos 15 gramos de carbohidratos simples se pueden encontrar en medio vaso de jugo o refresco, 4 tabletas de glucosa, 1 porción de fruta o 1 cucharada sopera de miel, solamente por dar unos ejemplos. Sea cual sea la opción que prefieras, es importante revisar muy bien las etiquetas, ya que el contenido de este nutrimento puede variar dependiendo de la marca.

Los carbohidratos simples también son ideales cuando se va a realizar ejercicio, sobre todo de moderada-alta intensidad y de larga duración. La cantidad que se recomienda consumir depende de los niveles previos de glucosa en sangre:




Por otra parte, los hidratos de carbono complejos o polisacáridos son moléculas largas compuestas por un número variable de unidades de glucosa unidas entre sí. Son aquellos que se absorben lentamente en el intestino y que contienen fibra, de tal forma que demoran más tiempo en convertirse en glucosa debido a su estructura molecular, la cual ayuda a reducir la velocidad de absorción. Nutricionalmente hay que distinguir dos grandes grupos:

  1. Almidón: es la forma de almacenamiento de glucosa (de energía) de las plantas. Cuando comemos alimentos de origen vegetal, el almidón es descompuesto liberando las moléculas de glucosa que nuestro cuerpo utiliza para obtener energía.

  2. Polisacáridos no amiláceos (no glucémicos): no son digeridos por las enzimas digestivas, constituyen la fibra dietética.

Este tipo de carbohidratos tienden a aportarnos micronutrientes, a diferencia de los simples, ya que la mayoría de los alimentos que los contienen derivan de las plantas que proporcionan fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos, tales como los granos enteros, las leguminosas y los vegetales. Es por esto que este tipo de carbohidratos son los que debemos incluir en nuestro día a día.


La ingesta diaria debe enfatizar las fuentes de carbohidratos complejos altos en fibra (al menos 14 g de fibra por cada 1000 kcal) y mínimamente procesadas. La alimentación debe hacer hincapié en las verduras, las frutas y los cereales integrales sin almidón. Adicional a este tema, es importante señalar que combinar alimentos ricos en carbohidratos con aquellos ricos en proteína y grasas ayuda a que la glucosa se mantenga estable, ya que la elevación de la misma es más lenta.


La distribución del número de comidas a lo largo del día en personas que viven con diabetes es preferible que sea regular y mantenga los intervalos de tiempo entre comidas lo más semejantes posible de un día a otro, ya que esta regularidad influye positivamente en el buen control glucémico.


Para individuos que utilizan insulina diario, la planificación de las comidas debe enfatizar un patrón de consumo de hidratos de carbono relativamente fijo, teniendo en cuenta la acción de esta hormona. La cantidad de insulina que se necesita para equilibrar una cantidad determinada de hidratos de carbono está determinada por la relación carbohidrato/insulina. Los médicos son quienes determinan la relación individual y la experiencia propia es la que ayuda a refinar este aspecto.


En conclusión, la distribución y el consumo de los hidratos de carbono, cuando se vive con diabetes, debe tomar en cuenta esta condición y debe basarse en el tipo de tratamiento farmacológico, el perfil glucémico y los hábitos y gustos de las personas. Tomando en cuenta que el automonitoreo debe ser constante y que existen distintos tipos de carbohidratos, podemos decidir cuándo ingerirlos y cuáles elegir según el beneficio que aportan a nuestra salud. Los carbohidratos no son malos ni se deben eliminar por completo de nuestra dieta, ya que eso puede llevarnos a complicaciones como hipoglucemias o deficiencias nutrimentales.


Elaboró PLN: DONOVA XANAT MORAN RIVERA y PLN: AMÉRICA VARGAS

Revisión: Educadora en Diabetes, Nut. Angélica Macias


Bibliografía


469 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo