top of page
Buscar
  • Foto del escritorAsocMexDiabetes

¿Sabes en qué consiste la dieta baja en FODMAP?

Actualizado: 31 ene


¿Sabes en qué consiste la dieta baja en FODMAP?


PLN Natalia Fararoni Magaña y PLN Mariana Montoya Martínez


La dieta baja en FODMAP es un enfoque alimentario diseñado para ayudar a tratar síntomas gastrointestinales como hinchazón, dolor abdominal o gases, asociados principalmente a trastornos cómo el síndrome de intestino irritable (SII). Por ello, si experimentas síntomas gastrointestinales y sospechas que ciertos alimentos son los responsables, llevar una dieta baja en FODMAP podría resultarte de utilidad. Sin embargo, antes de tomar cualquier decisión, recuerda que es esencial buscar la orientación de un profesional de la salud que te ayude a determinar cuáles son tus necesidades individuales.


¿Qué son los FODMAP?

FODMAP (oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables) es un acrónimo en inglés que representa a varios tipos de carbohidratos que no se absorben con facilidad en el intestino. Normalmente, cuando consumimos carbohidratos estos se van rompiendo en la boca, el estómago y el intestino hasta llegar a sus formas más sencillas, las cuáles son absorbidas para poder usarlos como fuente de energía.


No obstante, los FODMAP no se absorben tan eficientemente y por ello son fermentados por las bacterias que viven en el intestino; esto puede provocar síntomas digestivos cómo diarrea, gases o dolor abdominal en algunas personas sensibles. 


¿Cómo funciona la dieta FODMAP?

La dieta baja en FODMAP se basa en la reducción o eliminación temporal de alimentos ricos en estos carbohidratos fermentables. Se divide en tres fases:


Fase de eliminación

Durante esta etapa, se busca eliminar de la alimentación diaria los alimentos altos en FODMAP, con el objetivo de reducir los síntomas gastrointestinales. Para ello, existen listas de alimentos que pueden ser una guía para identificar correctamente qué alimentos tienen cantidades elevadas de este tipo de carbohidratos y así, evitarlos. 


A continuación, te presentamos una guía de alimentos a priorizar y alimentos a disminuir durante esta fase: 


Alimentos a priorizar

Alimentos a reducir 

Frutas: durazno, fresa, granada, kiwi, melón, mora azúl, naranja y plátano.


Verduras: berenjena, calabacita, espinaca, lechuga, pepino y zanahoria. 

Cereales: avena, arroz, maíz y quinoa.

Lácteos: lácteos deslactosados o bien sus alternativas vegetales (arroz, almendra y coco).

Proteína: carne, pescado, pollo, huevo, etc.

Nueces y semillas: almendras, cacahuates, nueces, etc. 



Frutas: cereza, ciruela, durazno, mango, manzana, pera, sandía y zarzamora.


Verduras: ajo, alcachofa, brócoli, cebolla y coles de bruselas. 


Cereales: principalmente productos hechos a partir de trigo como pasta o tortillas de harina. 


Lácteos: leche, yogur, helado, queso ricotta, queso cottage o mascarpone.


Leguminosas: garbanzo, haba, frijol y lenteja.


Endulzantes: Miel, jarabe de agave, productos industrializados con jarabe de maíz de alta fructosa o edulcorantes como  el sorbitol, xilitol o maltitol. 




Nota: En el caso de alimentos ultraprocesados es importante leer el etiquetado. De esta manera, podrás identificar si en los ingredientes se encuentran términos como "fructosa", "lactosa", "fructanos", "galactanos" y "polioles"; de ser así, estos alimentos también tendrán que ser evitados durante la fase de eliminación.


Fase de reintroducción

En esta segunda fase, el objetivo es volver a incorporar en la dieta, de manera gradual, los alimentos que antes se habían eliminado. Para ello, se deben reintroducir los alimentos ricos en FODMAP uno por uno, anotando cualquier reacción que se pueda presentar. Esto será muy útil para identificar cuáles son los alimentos en específico que generan síntomas adversos. 


Fase de personalización

Con los conocimientos adquiridos en la fase anterior será más fácil diseñar, junto con un profesional de la salud, un patrón de alimentación donde se prioricen aquellos alimentos tolerados y se eviten aquellos que causen molestias. Esto puede ser muy variable entre cada persona, sin embargo, a largo plazo puede ser una herramienta muy útil para reducir síntomas gastrointestinales en quienes tienen síndrome de intestino irritable. 


 

Diabetes y dieta baja en FODMAP: ¿qué implicaciones tiene? 

Aún no hay mucha evidencia respecto a si la dieta baja en FODMAP tiene o no implicaciones en el manejo de los niveles de glucosa en sangre. No obstante, mientras no exista alguna condición gastrointestinal que lo respalde, no es necesario eliminar los FODMAP de la alimentación cotidiana si vives con diabetes. 


Es cierto que existen algunos alimentos o ingredientes, cómo el jarabe de maíz de alta fructosa, que cualquier persona, incluyendo aquellas que viven con diabetes o están llevando una dieta baja en FODMAP, debería evitar. Sin embargo, existen otros alimentos elevados en FODMAP, que de hecho, puede ser benéfico incluir en tu alimentación diaria si vives con diabetes.


Por ejemplo, el consumo de leguminosas (como el garbanzo, lenteja o frijol) se suele reducir en las personas con síndrome de intestino irritable, debido a que puede causar síntomas gastrointestinales. No obstante, las leguminosas son una fuente importante de fibra, una sustancia que es sumamente benéfica para ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre y aumentar la saciedad. 


Por ello, si estás buscando combinar ambas dietas, es fundamental trabajar con un profesional de la salud que te ayude a desarrollar un plan de alimentación adecuado para ti. Este especialista puede ayudarte a equilibrar la restricción de FODMAP con las necesidades específicas para el manejo de la diabetes, asegurando que obtengas los nutrientes necesarios sin comprometer tu salud.


En conclusión, llevar una dieta baja en FODMAP requiere paciencia y dedicación, pero puede ser extremadamente útil para identificar los desencadenantes de los síntomas gastrointestinales en personas que tienen síndrome de intestino irritable y así, reducirlos.


En el caso de las personas que viven con diabetes y no tienen problemas gastrointestinales que lo justifiquen, no es necesario llevar este tipo de alimentación. Sin embargo, es importante recordar que la clave está en la personalización y el seguimiento cuidadoso de nuestra alimentación bajo la supervisión de un profesional de la salud especializado.


Referencias:

  • Murray K, Wilkinson-Smith V, Hoad C, Costigan C, Cox E, Lam C, et al. Differential effects of FODMAPs (fermentable oligo-, di-, Mono-saccharides and polyols) on small and large intestinal contents in healthy subjects shown by MRI. [Internet] American Journal of Gastroenterology. 2014; 109(1):110–9. [citado  2023  Nov  17]  doi:10.1038/ajg.2013.386 

  • C. CF. Dieta Baja en fodmap en el síndrome de intestino irritable. [Internet] Revista Médica Clínica Las Condes. 2015;26(5):628–33. doi:10.1016/j.rmclc.2015.08.002 

  • Zugasti Murillo A, Estremera Arévalo F, Petrina Jáuregui E. Dieta Pobre en fodmaps (fermentable oligosaccharides, disaccharides, monosaccharides and polyols) en el síndrome de intestino irritable: Indicación y forma de elaboración. Endocrinología y Nutrición. 2016;63(3):132–8. [citado  2023  Nov  17] doi:10.1016/j.endonu.2015.10.009 

  • Dieta fodmap: Qué es, Alimentos permitidos y beneficios. Clínica universidad navarra [Internet]. [citado  2023  Nov  17] https://www.cun.es/chequeos-salud/vida-sana/nutricion/dieta-fodmap  

  • Casellas Francesc, Burgos Rosa, Marcos Ascensión, Santos Javier, Ciriza-de-los-Ríos Constanza, García-Manzanares Álvaro et al . Documento de consenso sobre las dietas de exclusión en el síndrome del intestino irritable (SII). [Internet].Rev. esp. enferm. dig.  2018;  110( 12 ): 806-824. [citado  2023  Nov  17]   https://dx.doi.org/10.17235/reed.2018.5941/20  

  • Harvard Health Publishing. Try a FODMAPs diet to manage irritable bowel syndrome. [Internet] 2022 [citado  2023  Nov  17]  https://www.health.harvard.edu/diseases-and-conditions/a-new-diet-to-manage-irritable-bowel-syndrome 

  • Chu N., Chan J y Chow, E. A diet high in FODMAPs as a novel dietary strategy in diabetes? [Internet]  Clinical nutrition (Edinburgh, Scotland). 2022; 41(10), 2103–2112. https://doi.org/10.1016/j.clnu.2022.07.036[citado  2023  Nov  17]  

661 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page