top of page
Buscar
  • Foto del escritorAsocMexDiabetes

¿Comes o te nutres?



El acto de comer va más allá de saciar el hambre, es un proceso que satisface una necesidad biológica del cuerpo humano, el cual tiene como objetivo adquirir los nutrientes que necesita para mantener su correcto funcionamiento. También se puede relacionar a procesos psicológicos y sociológicos, ya que en ocasiones tendemos a comer por aspectos emocionales, objetivos estéticos o eventos socioculturales.

En la actualidad, gracias a los avances en la industria y a los cambios técnicos en la cadena de producción de alimentos, tenemos una mayor accesibilidad a grandes cantidades de comida. Sin embargo, en ocasiones la forma en que nos alimentamos y los alimentos que elegimos, no aportan los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Además, debemos de considerar que el hecho de consumir mayores cantidades de comida, no nos garantiza que nos estemos nutriendo correctamente.


Es común que la dieta actual tienda a ser pobre en fibra y rica en azúcares (que aportan calorías vacías), grasas saturadas, proteínas de origen animal y sodio. Esto aumenta el riesgo cardiovascular, el sobrepeso/obesidad y condiciones crónicas como la diabetes tipo 2.


¿A qué nos referimos con nutrición?


Cuando hablamos de nutrición nos referimos al conjunto de procesos que están involucrados en la obtención, asimilación y metabolización de los nutrientes que adquirimos a través de la dieta. En este blog hablaremos acerca de algunas pautas nutricionales que debemos considerar para garantizar que estamos adquiriendo los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, así como también hablaremos del tema de malnutrición, un problema a nivel mundial relacionado a diversos problemas de salud.


Dieta y dieta correcta


Antes que nada debemos tener claro el término de “dieta”, ya que cuando lo usamos nos referimos a “todo aquello que consumimos de alimentos y bebidas en el transcurso de un día”. Por tanto todos los seres humanos estamos a dieta a diario, la diferencia radica en el tipo de dieta que lleva cada persona, la cual puede estar adecuada a sus necesidades o no. Para poder garantizar una correcta nutrición debemos conocer las bases de una dieta correcta. Según la Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2012 es aquella que cumple con las siguientes características: completa, equilibrada, inocua, suficiente, variada y adecuada. Veamos en qué consiste cada una de ellas:

  • Completa: que contenga todos los nutrientes. Se recomienda incluir en cada comida alimentos de distintos grupos de alimentos (verduras, frutas, cereales, leguminosas, alimentos de origen animal, etc.)

  • Equilibrada: que los nutrientes guarden las proporciones apropiadas entre sí, que se consuma con mesura y que no aporte cantidades excesivas de ningún componente o nutrimento.

  • Inocua: que su consumo habitual no implique riesgos para la salud, por lo que debe estar exenta de patógenos, toxinas y contaminantes.

  • Suficiente: que cubra las necesidades de todos los nutrientes, de tal manera que los adultos tengan una buena nutrición y un peso saludable y en el caso de los niños, que crezcan y se desarrollen de manera correcta.

  • Variada: que de una comida a otra, incluya alimentos diferentes de cada grupo.

  • Adecuada: que esté acorde con los gustos y la cultura de quien la consume y ajustada a sus recursos económicos, sin que ello signifique que se deban sacrificar sus otras características


Nutrimentos o nutrientes


Otro factor importante son las sustancias nutritivas conocidas como “nutrimentos” que se definen como las unidades funcionales mínimas que las células utilizan para sus procesos biológicos y que son provistas a través de la alimentación. El cuerpo humano requiere una cantidad óptima de estos nutrimentos ya que si recibe más de lo recomendado puede provocar una posible toxicidad, y si recibe menos una deficiencia. Existen varias clasificaciones, pero la manera más práctica es dividirlos en dos tipos: los macronutrientes y los micronutrientes.


Los macronutrientes: son de gran importancia para el organismo ya que nos aportan energía a través de sus calorías y cumplen con muchas funciones distintas para mantenernos saludables.

  1. Los carbohidratos son la principal fuente de energía en la dieta. Suelen proporcionar entre el 45 y 65% del total de la energía consumida diaria, dependiendo de las necesidades de cada persona. Cada gramo aporta 4 kcal.

  2. Los lípidos comprenden un grupo de sustancias que se caracterizan por ser insolubles en agua. Tienen la capacidad de aportar y almacenar mayor energía que los carbohidratos y las proteínas. Nos aportan 9 kcal por cada gramo.

  3. Las proteínas son básicas para la construcción y reparación de las células y tejidos. Al igual que los carbohidratos nos aportan 4 kcal por gramo.


Los micronutrientes abarcan a las vitaminas y los minerales.


  1. Las vitaminas comprenden un grupo de sustancias que se clasifican de acuerdo con su solubilidad en: hidrosolubles (solubles en agua) y liposolubles (solubles en grasas). Participan en distintas reacciones metabólicas y cada una tiene una función específica. La cantidad que se debe consumir es muy pequeña y su deficiencia puede ocasionar múltiples signos y síntomas. Por ejemplo, el escorbuto por deficiencia de vitamina C y la pelagra por deficiencia de niacina (vitamina B3).

  2. Los minerales comprenden a 16 o más sustancias del reino mineral que el organismo necesita consumir de manera indispensable a través de la dieta. Estos no aportan energía, pero participan en funciones específicas, casi siempre de tipo estructural o regulador.

Sabiendo todo lo anterior podemos ver que si nuestra alimentación no es la adecuada según nuestras características y requerimientos, no vamos a conseguir lo que realmente nuestro cuerpo necesita que es NUTRIRSE. Para ello es fundamental elegir correctamente los alimentos y es recomendable consultar con un nutriólogo ya que éste podrá adecuar los nutrimentos que cada persona necesita según sus necesidades, así como incluirlos en un plan nutricional que cumpla con las características de una dieta correcta.


Malnutrición


La malnutrición se define como la nutrición deficiente o desequilibrada a causa de una dieta pobre o excesiva y está relacionada a múltiples problemas de salud a nivel mundial. En el mundo podemos encontrar múltiples problemas nutricionales como el que se presenta en los países subdesarrollados, en los cuales es frecuente ver hogares con escasos recursos económicos en donde hay un predominio de malnutrición por déficit, esto principalmente en niños. Se ha encontrado también que la gran mayoría de personas que padecen hambre en el mundo viven en países en desarrollo, donde el 13,5% de la población presenta desnutrición. Aproximadamente una de cada cinco personas en el mundo sufren de malnutrición por deficiencia de energía y proteínas, y más de 2.000 millones tienen carencias de micronutrientes.


Pero este problema no es exclusivo de países tercermundistas también se presenta en países desarrollados, principalmente por seguir dietas inapropiadas, es decir, planes de alimentación de baja calidad nutricional, caracterizados por el consumo excesivo de grasas, carbohidratos y bajo consumo en proteínas, vitaminas y minerales; lo que finalmente conduce a padecer enfermedades asociadas a la malnutrición por déficit “desnutrición” y por exceso “sobrepeso y obesidad”.


En conclusión podemos asegurar que una correcta nutrición es un proceso complejo que depende de varios factores y no solo se trata de comer o de seguir cualquier dieta. Por esto es conveniente considerar el hecho de consultar a un nutriólogo en ciertos momentos de la vida, ya que nos puede ayudar a conocer si estamos cumpliendo con nuestros requerimientos o ayudarnos a adaptar nuestra alimentación para que cumpla con todas las características de la dieta correcta. El seguir un plan nutricional inapropiado nos puede conllevar a problemas de malnutrición ya sea por déficit o por exceso, lo cual puede ser peligroso porque aumenta el riesgo de presentar distintas enfermedades y disminuir nuestra calidad de vida.


Elaboró PLN.Jorge Enrique Salinas Gutiérrez. Revisión L.N E.D Angélica Macías


Referencias


  • NORMA Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2012, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación.

  • Ascencio C. (2017). Elementos fundamentales en el cálculo de dietas, 2a edición. Ciudad de México: Editorial El Manual Moderno, S.A. de C.V.

  • García, T. H., Zapata, M. R., & Pardo, C. G. (2017). La malnutrición un problema de salud global y el derecho a una alimentación adecuada. Revista de Investigación y Educación en Ciencias de la Salud (RIECS), 2(1), 3-11.

  • González, Z. F., Font, A. J. Q., Ochoa, M. Y. M., Rodríguez, E. C., & Estrada, A. M. B. (2020). La malnutrición; problema de salud pública de escala mundial. Multimed, 24(1).

1041 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page