Buscar
  • AsocMexDiabetes

Ejercicio y la disminución de los niveles de glucosa en sangre



Seguramente en más de una ocasión habrás escuchado sobre los beneficios del ejercicio pero... ¿Sabes realmente cómo puede contribuir positivamente en tus niveles de glucosa?


¡Comencemos con la explicación!


Ejercicio y la disminución de los niveles de glucosa en sangre


Debes saber que el ejercicio puede lograr este efecto de las siguientes formas:


Aumentando la sensibilidad a la insulina, es decir, que va a poder ser mucho más perceptible y por lo tanto, podrá actuar para que la glucosa entre adecuadamente a nuestra célula y posteriormente se use como energía. Al lograr este efecto de sensibilidad a la insulina, se ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre hasta 24 horas o más después de haber realizado el ejercicio.


➔ Cuando nuestros músculos se contraen para hacer el ejercicio requerido durante la actividad, lo que ocurre es un proceso por el cual se les permite a las células captar la glucosa para usarla como energía (independiente a la disponibilidad de insulina).


El ejercicio constante además de ayudar a mejorar el manejo de tu glucosa, contribuye a la pérdida de peso (por el gasto de energía) y a sentirse anímicamente mejor.


Entonces ¿Puede llegar a producir una hipoglucemia por esta reducción de los niveles de glucosa?


Sí, es por ello que es de suma importancia realizar el automonitoreo (revisión de los niveles de glucosa en sangre) antes, durante y después del ejercicio para medir cómo reacciona nuestro cuerpo ante diferentes tipos de ejercicios.


En el caso de presentar una hipoglucemia leve o moderada puedes recurrir al uso de la regla de los 15. En este tratamiento, se deben ingerir 15 gramos de hidratos de carbono (carbohidratos) simples como un jugo o refresco, esperar 15 minutos y revisar si los niveles de glucosa se han reestablecido adecuadamente.


De igual manera, se debe evaluar la intensidad, es decir, qué tanto esfuerzo requiere de ti y el tiempo que dure el ejercicio para valorar si es necesaria la ingesta de alguna colación antes de realizarlo o no, con el fin de tener la suficiente energía para poder llevarlo a cabo sin problema alguno.


Recuerda que debes acudir con un profesional que te asesore sobre qué tipo de ejercicio debes realizar, qué tan intenso debe ser (leve, moderado o vigoroso) y el tiempo que debe durar para evitar que pongas tu salud en riesgo, sobretodo en el caso de que ya tengas alguna complicación de la diabetes.


Acerca de los beneficios


Los beneficios se pueden observar desde la primera vez que se hace el ejercicio (efecto agudo) con una mejora en la captación en el músculo de la glucosa y la reducción de los niveles de glucosa cuando el ejercicio es de una intensidad leve-moderada, que se puede mantener desde dos horas hasta dos días después de haberlo realizado. Es por eso que se recalca de nuevo, la importancia del constante automonitoreo con el fin de saber cómo están nuestros niveles de glucosa en sangre.


Cuando se hace de manera constante (repetida) se puede llegar a reducir la hemoglobina glucosilada (la cual nos habla del manejo de la glucosa en los últimos 3 meses), la glucosa en ayuno y postprandial (dos horas después del primer bocado de alimento).


Ahora, cuando se combinan los ejercicios de tipo aeróbico y de resistencia se observa un mayor beneficio en la salud, ya que ayudan a mejorar la captación de glucosa en el músculo.


Se recomienda hacer los ejercicios aeróbicos como caminar, correr, bailar, andar en bicicleta, entre 3 a 5 sesiones a la semana de una duración de 20 a 60 minutos. Por otro lado, los ejercicios de resistencia se recomienda realizarlos con una frecuencia de entre 2 a 3 veces a la semana, de manera que se complementen y pueda ser mejor para la salud de la persona que lo realiza.


En conclusión, el hacer ejercicio es esencial por los múltiples beneficios que nos aporta. Sin embargo, siempre será importante que consultes a tu médico para saber cuál es la prescripción personalizada según tus características individuales. Incluirlo en tu rutina semanal ayudará a que tengas una mejor calidad de vida sobre todo, si lo combinas con una buena alimentación y el tratamiento farmacológico que se te haya indicado.


Recuerda que si no haces ningún tipo de ejercicio y quieres empezar a incorporar o adicionar este hábito a tu rutina debe ser manera paulatina, es decir, poco a poco, para que pueda ser un hábito sostenible y no dure simplemente unas cuantas semanas.


Elaborado por Educadora en Diabetes Ana Paula Reyes Best


Referencias:


1. Hernández Rodríguez, José, & Licea Puig, Manuel Emiliano. (2010). Papel del ejercicio físico en las personas con diabetes mellitus. Revista Cubana de Endocrinología, 21(2), 182-201. Recuperado en 05 de julio de 2021, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-29532010000200006&lng=es&tlng=es.


2. ADA. (2014, 26 junio). El ejercicio y el control de la glucosa en la sangre. American Diabetes Association. http://archives.diabetes.org/es/alimentos-y-actividad-fisica/condicion-fisica/empezar-de-forma-segura/el-ejercicio-y-el-control-de.html


3. Nieto-Martínez, Ramfis. (2010). Actividad física en la prevención y tratamiento de la diabetes. Revista Venezolana de Endocrinología y Metabolismo, 8(2), 40-45. Recuperado en 05 de julio de 2021, de http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1690-31102010000200003&lng=es&tlng=es.


4. Murillo, S., & Novials, A. (2007). Prescripción y tipo de ejercicio físico recomendado para pacientes con diabetes. Avances en Diabetología, 23(1), 33–39. https://www.researchgate.net/profile/Serafin-Garcia-3/publication/242127255_Prescripcion_y_tipo_de_ejercicio_fisico_recomendado_para_pacientes_con_diabetes_Prescription_and_type_of_exercise_recommended_for_patients_with_diabetes/links/54c634860cf219bbe4f6ceee/Prescripcion-y-tipo-de-ejercicio-fisico-recomendado-para-pacientes-con-diabetes-Prescription-and-type-of-exercise-recommended-for-patients-with-diabetes.pdf



612 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo