Buscar
  • AsocMexDiabetes

EL RETO DE LAS FIESTAS DECEMBRINAS AL VIVIR CON DIABETES


Si vives con diabetes, las fiestas decembrinas pueden convertirse en un gran reto para ti, pues es una época en la que suelen realizarse eventos como posadas, reuniones familiares y con amigos, la cena navideña, la de fin de año, el recalentado, etc.


Así que, con todo esto, es muy probable que cambien tus hábitos de alimentación, tus horarios de sueño y también se dificulte la realización de ejercicio diario. Tal vez tengas la oportunidad de viajar para pasar algunos días con la familia o con los amigos. Por todo esto, la educación en diabetes es fundamental, pues tener educación te permitirá tomar decisiones correctas en estos momentos y así disfrutar de las fiestas sin tener repercusiones en el manejo de la diabetes.


Resolver problemas en las fiestas decembrinas.


Resolver problemas es uno de los 7 comportamientos de autocuidado de la diabetes. Significa que una persona que vive con diabetes puede enfrentar retos en su día a día, estos retos pueden ser: hipoglucemia, hiperglucemia, días de enfermedad, viajes y fiestas, por lo que entonces deberá resolver estas situaciones tomando las decisiones correctas y realizando ciertas acciones para prevenir escenarios difíciles.


¿A qué retos y/o problemas te puedes enfrentar?

  • Viajes.

  • Cambios en la alimentación.

  • Cambios en los horarios de sueño.

  • Consumo de alcohol.

  • Olvidos de la toma de medicamentos o aplicación de insulina.

  • Realización de ejercicio insuficiente.

  • Calor o frío intensos.

Viajes: No importa si viajas en autobús, en automóvil o en avión, no olvides llevar en tu equipaje de mano todos tus insumos para el manejo de la diabetes, por ejemplo: medicamentos, insulina, jeringas, medidor de glucosa, tiras reactivas, lancetas y alimentos o bebidas para tratar la hipoglucemia. También es importante que lleves agua natural para mantenerte hidratado. Si llevas insulina, no olvides que debes mantenerla en una temperatura óptima para evitar que pierda su potencia (si está nueva debe estar en refrigeración entre 2 y 8°C; si está en uso puede estar a temperatura ambiente, pero no por arriba de los 30°C).

  • Piensa cuántos días estarás fuera de tu ciudad y lleva la cantidad suficiente (y un poco más) de medicamento y/o insulina.

  • No olvides seguir tus horarios de toma de medicamentos y aplicación de insulina. Esto es fundamental para mantener tu glucosa dentro de rangos óptimos.


Horarios de sueño: En la medida posible, trata de respetar tus horarios de sueño, pues las alteraciones del sueño pueden ser causa de desajustes en tu glucosa. También toma en cuenta que tener alterados los horarios de sueño puede ocasionar que también se alteren tus horarios de alimentación y la toma de tus medicamentos. Si hiciste un viaje largo, especialmente si atravesaste husos horarios, es seguro que tu patrón de sueño cambie.

Recuerda:

  • Acuéstate y levántate todos los días a la misma hora.

  • Evita las comidas abundantes antes de dormir.

  • Evita fumar y las bebidas con cafeína antes de dormir.

Alimentación y consumo de alcohol: Si estás de viaje, seguramente tendrás ganas de probar los platillos típicos de la región en la que te encuentres. Si te quedaste en tu ciudad, seguramente, por tratarse de las fiestas decembrinas, tendrás antojo de probar los platillos tradicionales de estas fechas, además, durante las fiestas, verás sobre la mesa una gran variedad de platillos, lo cual te hará pensar y tomar decisiones no solo sobre el tipo de alimento que consumirás, sino también sobre la cantidad adecuada que debes consumir para que no afecte tus niveles de glucosa y que no te quedes con el antojo.

No olvides que:

  • Los carbohidratos son los nutrimentos que más aumentan tu glucosa.

  • Si retrasas los tiempos de tus alimentos o comes menos, podrías tener hipoglucemia, especialmente si te aplicaste la insulina.

  • El consumo de alcohol puede hacer que tu glucosa baje, especialmente si lo consumes sin alimentos. También ten presente que el alcohol contiene calorías, así que también podrías tener hiperglucemia, especialmente si se acompañan de bebidas con azúcar (por ejemplo, cocteles).


Toma de medicamentos y/o aplicación de insulina: Es fácil tener olvidos, pero ten presente que estos pueden implicar el desarrollo de hiperglucemia y, si esta fuera muy elevada, podrías requerir hospitalización para tratarla. Siempre lleva contigo tus medicamentos y no olvides que las alarmas son de mucha utilidad para recordar. También puedes tener una lista de tus medicamentos y registrar las tomas junto con los horarios. Si retrasas u omites la aplicación de la insulina o la toma de tu medicamento, tus niveles de glucosa podrían aumentar.


Ejercicio: Recuerda que este es fundamental para mantener tu glucosa en rangos adecuados (en conjunto con la alimentación saludable y la toma de tus medicamentos y/o aplicación de la insulina), sin embargo, en estas fechas podrías olvidarte de hacer ejercicio o dejar de realizarlo por no tener a la mano tu bicicleta, tu parque, tu gimnasio, etc., pero no olvides:

  • Puedes hacer una caminata diaria de 30 minutos.

  • Si prefieres quedarte en casa, puedes buscar en YouTube algún video de música y ponerte a bailar, ¡esto será divertido y de mucha utilidad para que tu glucosa esté en rangos adecuados!

  • Invita a tu familia o amigos a unirse a tus actividades, ¡el beneficio es para todos!


Clima ¿Sabías que el clima puede influir en tus niveles de glucosa y también en los dispositivos como el glucómetro y la microinfusora? Si estás en un clima frío o en un clima muy caluroso, es importante que sigas ciertas recomendaciones:

Si estás en un clima caluroso:

  • Hidrátate constantemente, de preferencia utiliza agua natural y evita las bebidas energizantes y con azúcar.

  • Tal vez necesites medir tu glucosa en la sangre con más frecuencia y ajustar tu dosis de insulina y tu alimentación.

  • Usa ropa suelta, ligera y de color claro.

  • Usa filtro solar y un sombrero cuando estés fuera. Las quemaduras solares pueden aumentar tus niveles de azúcar en la sangre.

  • No camines descalzo, incluso en la playa o la piscina.

  • No almacenes la insulina ni tus medicamentos en un lugar donde le dé la luz directa del sol ni en lugares calientes.

  • El calor puede dañar el medidor de glucosa (y las tiras reactivas), la bomba de insulina y otros equipos para la diabetes (no los dejes dentro del automóvil ni en lugares calientes).


El frío es una de las temperaturas que puede causar más enfermedades, especialmente respiratorias, por eso es importante que sigas estas recomendaciones:

  • Al igual que con el calor extremo, las bajas temperaturas pueden afectar a la insulina y provocar que tu medidor de glucosa y las tiras reactivas funcionen inadecuadamente, por lo que es importante que los mantengas guardados en un estuche en las condiciones óptimas (puedes usar tu propio calor llevándolos en un bolsillo cerca de tu cuerpo).

  • Revisa tu glucosa con frecuencia, esta es la mejor manera de saber cómo el clima frío afecta tu cuerpo para poder tomar decisiones.

  • No olvides aplicarte tu vacuna contra la covid-19 y contra la influenza.

  • Usa cubrebocas cuando estés en lugares cerrados o cuando estés cerca de otras personas.

  • Evita los lugares cerrados y sin ventilación, asimismo, evita los lugares concurridos.

  • Tápate bien y mantente hidratado.


¿Qué hacer para enfrentar retos?


Paso 1: Identifica la situación.

Primero debes tener identificada la situación a la que te enfrentarás y debes resolver: ¿Vas a viajar?, ¿se trata de la cena navideña o de la celebración de fin de año?, ¿se te antoja tomar una copa de vino?, ¿no sabes cuáles alimentos debes preferir y cuáles evitar?

Una vez que identificaste la situación que enfrentarás, entonces podrás proceder con el siguiente paso.


Paso 2: Desarrolla un plan.

Ya identificaste la situación, ahora debes desarrollar un plan. Detectar la situación será de gran ayuda para resolverlo, aunque puede ser que no siempre tengas claro qué es lo que va a funcionar, así que es recomendable tener varias opciones. Es muy importante que no pierdas de vista tus preferencias, tu estilo de vida y tus metas personales.


Piensa en tus experiencias previas y cómo las has resuelto ¿Con qué herramientas cuentas? ¿Qué apoyo tienes disponible? ¿Cuáles son tus inquietudes y preocupaciones? Recuerda que tener la información adecuada te será de mucha ayuda para solucionar los retos a los que posiblemente te enfrentarás ¡es mejor estar informado y preparado! Un educador en diabetes puede guiarte en este proceso.


Paso 3: Echa a andar tu plan.

Ya tienes armado tu plan o ya tienes varias alternativas de solución, así que es momento de echarlo a andar. Si tienes varias alternativas entonces escoge la solución que sabes que podrás manejar; es decir, siempre debes ser realista. Si eres realista es seguro que tendrás éxito. Si no resulta, prueba algo diferente, es válido no tener éxito a la primera. Si tienes éxito entonces te sentirás con mayor seguridad y, sin duda, listo para enfrentar más retos.


Paso 4: Evalúa si tu plan funcionó.

¿Funcionó el plan? ¡Muy bien! ¿No funcionó? ¡No importa! Recuerda que habías planteado varias alternativas, está bien echar a andar el plan B o intentar nuevamente con tu plan original. Revisa nuevamente tu plan y evalúa qué situaciones pudieron ocasionar que no funcionara, tal vez solo te faltó un detalle. Recuerda que no siempre las cosas resultan bien a la primera, así que intenta nuevamente y verás que resulta.


Un ejemplo es:

Situación: Utilizo insulina y voy a viajar en coche durante 6 horas.

Plan: Hacer una lista de los insumos necesarios (jeringas, agujas, toallitas con alcohol, bote para desechar las agujas, medidor de glucosa, tiras reactivas, etc.). Investigar qué necesito para transportar la insulina adecuadamente, conseguir una pequeña mochila de mano para guardar la insulina y todos los insumos, investigar en qué lugares puedo parar para ir al baño, medir mi glucosa, tomar una colación, etc.). Llevar alimentos con carbohidratos por si tengo hipoglucemia, llevar agua, etc.


Echarlo a andar: Ya tengo lo necesario y estoy realizando el viaje planeado. Al final, no salió como esperaba.


Evaluar: ¿Por qué no funcionó? Hice la lista de las cosas necesarias para viajar, pero olvidé poner en mi bolsa las jeringas para la insulina y no encontré ningún lugar para compararlas durante el trayecto, así que no pude inyectarme. No funcionó en esta ocasión, sin embargo, aprendí que no solo debo tener lo necesario, sino también verificar la lista mientras guardo las cosas en mi bolsa de viaje.


No lo olvides: Si planeas bien tus actividades en esta época de festividades decembrinas, entonces tendrás mayor probabilidad de divertirte y de disfrutarlas sin tener consecuencias en tu salud.



Elaboró: Marcela E. Vega García



Referencias:

  1. Association of Diabetes Care & Education Specialists. AADE7. Conductas para el cuidado personal. Resolución de problemas.

  2. https://www.medtronic-diabetes.com/es/blog/15-consejos-para-controlar-la-diabetes-durante-las-fiestas.

  3. Pérez Pastén E., Educación en diabetes, Manual de apoyo para el educador en diabetes. Tomo 2. Aspectos educativos, México, 2018.

  4. https://www.cdc.gov/diabetes/spanish/resources/features/manage-diabetes-heat.html

  5. https://es.beyondtype1.org/el-clima-frio-y-la-diabetes-tipo-1/

355 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo