Buscar
  • AsocMexDiabetes

MI EXPERIENCIA DE COVID-19 VIVIENDO CON DIABETES TIPO 1


Hola a todos, deseo que ustedes y sus familiares vayan comenzando el año con bienestar.

Como quizá habrán visto, he comenzado el 2021 agradeciendo. Hoy aprecio mi vida y la agradezco mucho más de lo que antes lo hacía.


Quiero compartirles que esta semana cumplí 14 días desde que iniciaron los síntomas de covid-19.

El 7 de diciembre mi esposo se contagió al salir a trabajar y el 12 empezó con síntomas. Se hizo una prueba PCR y salió positivo. Cuando comenzó con síntomas se aisló y yo lo cuidé, tomamos muchas medidas de precaución en casa pero de todos modos mi contagio se dio.

El 20 de diciembre me hice una prueba PCR y salió negativa, la verdad pensé que ya la había librado, me sentía muy fuerte, con mucha energía y excelente ánimo pero desde el 22 me sentía diferente, con menos energía, el día 25 comencé a sentirme muy cansada, con escalofríos, tos, dolor de garganta y comencé a preocuparme, así que el 26 de diciembre me hice una prueba rápida para salir de dudas y el resultado fue POSITIVO.


Les dejo a continuación algunos aprendizajes personales que me parecen importantes compartir de manera de Check List.


Si no han tenido covid, quizá algo de lo que comparta puede ayudarles (Mi opinión personal no sustituye ninguna recomendación médica formal).


1. Tener un diagnóstico de covid, es un tema que exige un manejo no solo físico, sino MUY emocional. Si el miedo, angustia o ansiedad toman control sobre ti, puedes tomar decisiones poco favorables y acertadas. En mi caso, desde los primeros síntomas decidí confiar, descansar y escuchar a mi cuerpo. No tenía certeza de cuál iba a ser el curso de mi enfermedad, “es como echar un volado” Así que decidí cuidar de manera consciente mi salud física y mental: confiar y hacer todo lo que tenía que hacer para salir adelante.


2. Anoté en mi calendario la fecha en que empecé con síntomas y llevé la cuenta desde el primer día hasta que por fin llegué a los 14 días.


3. Me comuniqué con mi doctora desde el primer momento. Es importante tener un médico de confianza a quien podamos escribirle para comunicarle nuestra situación y hacer juntos el plan de acción.


También recibí mucho apoyo de mi familia y amigos y esto fue muy valioso. Sucede también que hay muchas personas que quieren darte su opinión o recomendaciones (Es normal pues están preocupados por ti). SIGUE LAS RECOMENDACIONES DE TU MÉDICO. NO TE AUTOMEDIQUES.


4. Hice un registro de los síntomas que tenía y medí mi oxigenación y temperatura al menos 3 veces al día. Tenía muy claro que mi oxigenación no podía bajar de 90, todos los días estuvo entre 95, 96 y 97, así que eso me ayudaba para seguir confiando en mi cuerpo y descansando.


5. Algunos de los síntomas que tuve fueron: - MUCHO Cansancio. Este fue mi síntoma más fuerte y más presente. Es un síntoma que aún persiste y no recupero mi energía al 100 todavía. - Dolor de cabeza (solo algunos días y se me quitaba durmiendo) - Dolor de garganta (poco) - Fluido y congestión nasal (poco) - Tos (muy poca y solo algunos días) - Dolor en el pecho (por momentos) - Frío en la espalda - Dificultad para respirar. Este síntoma lo sigo teniendo por momentos, esto puede asustarte.

Lo que hago es medir mi oxigenación y si estoy arriba de 90, decido estar tranquila. (Muy pronto tengo consulta médica)

- Pérdida de gusto y olfato. Esto comenzó a suceder en el día 7 y ya más hacia el día 14 lo fui recuperando, por momentos siento que aún no lo recupero al 100% pero ya me sabe la comida. Hubo un día que sentía que comía masa sin ningún sabor.


6. Descansé y dormí mucho (Creo que a mi cuerpo le hacía falta descansar después de un año de mucho trabajo y de carga en muchos sentidos, así que realmente me tomé en serio el tema de no pararme de la cama). En mi opinión dormir y descansar siempre ayuda a recuperarnos en días de enfermedad.


7. Tomé mucha agua,electrolitos sin azúcar y comí saludable todos los días. Desde antes del covid y durante el covid acostumbro tomar vitamina C, D3, B12, Zinc, entre otras.


8. Estuve muy atenta de mis niveles de glucosa, medí mi glucosa cada 3 horas y también una vez al día medí cetonas en sangre, hice ajustes en mi insulina basal durante el día y de insulina rápida en cada comida. Utilizo microinfusora, así que eso me ayudó a tomar decisiones, fue necesario subir mi insulina basal hasta un 140% en algunos momentos pero en la noche tenía que reducirla porque mis requerimientos son menores. Algunas noches hice más hipoglucemias por lo mismo. Logré mantener un 69% del Tiempo en rango en los últimos 15 días que estuve con síntomas. Sabemos que la recomendación es estar por arriba del 70% del tiempo en rango, pero en días de enfermedad esto es difícil de lograr y créanme fue difícil manejar la glucosa con covid-19 pero un 69% de tiempo en rango lo siento como un logro y lo agradezco. Para mi fue importante mantener la calma y tranquilidad y hacer lo que podía para manejar mi glucosa lo mejor posible, sin buscar la perfección, lo cual podría sumarle más estrés o preocupación a estos momentos.


9. Ya regresé a trabajar (De manera virtual cómo he estado trabajando durante toda la pandemia), me siento bien. Siento que mi cuerpo es fuerte, agradezco que tuve síntomas leves y que fui capaz de manejar mi salud física y emocional. Voy poco a poco y paso a paso pero estoy segura que muy pronto me sentiré nuevamente al 100% de mi energía. Daniel mi esposo, también está bien y agradezco mucho el equipo que formamos y como nos cuidamos el uno al otro. Pasamos navidad y año nuevo juntos y aunque fue difícil en estas épocas estar completamente aislados sin ver a la familia, estuvimos juntos y nos sentimos fortalecidos como pareja.


10. Tener diabetes tipo 1 y covid no significa que vas a llegar al hospital o vas a morir. No dejemos que el miedo tome control sobre nosotros mismos, nuestros pensamientos o decisiones. Cada cuidado que tengamos sobre nuestro cuerpo día a día y cada decisión que tomemos por nuestra salud, nos ayudará a estar más fuertes, serenos y confiados en momentos difíciles. La pandemia nos exige mucho: mejores cuidados y atención a nuestra mente y a nuestro cuerpo. Está bien si a veces nos sentimos cansados o agotados pues esto ya duró mucho tiempo y los contagios siguen. Sin embrago es importante no bajar la guardia y seguirnos cuidando.


¡Gracias vida por permitirme afrontar los momentos de adversidad con valentía!


Agradezco mucho a las personas que nos escribieron, llamaron y acompañaron, los detalles que nos llegaron, la comida que mandaron, nos sentimos muy queridos y cuidados por mucha gente. ¡Gracias!


Un abrazo con cariño a todos. Gracias por leer, compartan si consideran que les aporta algo.


Por Psic E.D.C Erika Backhoff Allard

632 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Topógrafos 7 PB, Col. Escandón

Miguel Hidalgo,11800 CDMX

55 4085 6355

icono_whats.png