Buscar
  • AsocMexDiabetes

El impacto de la deshidratación en el manejo de la diabetes

Actualizado: ene 17


Primero, ¿Qué es la deshidratación?


Ocurre cuando una persona pierde más líquidos de los que incorpora. Cuando alguien se deshidrata, significa que la cantidad de agua que contiene su cuerpo ha descendido por debajo de la concentración necesaria para funcionar con normalidad.

Los descensos leves no causan problemas y, en la mayoría de los casos, pasan completamente desapercibidos. Pero no beber lo suficiente agua para reponer las pérdidas de líquido puede hacer que la persona se encuentre bastante mal.


¿Qué ocurre con la deshidratación al vivir con diabetes?


La deshidratación en una persona con diabetes provoca que se agudicen los síntomas clásicos de dicha condición como orinar con más frecuencia, tener sed y sentirse cansado.


Cuando los niveles de glucosa en sangre se encuentran por arriba de 180 mg/dL, el riñón lo detecta y trata de que no suba más, entonces comienza a eliminar el exceso de glucosa a través de la orina y, al desechar más agua, la persona comienza a deshidratarse.


¿Cómo prevenirla?


Para prevenir la deshidratación, las personas que tienen diabetes deben incrementar su ingesta de líquidos y mejorar su control metabólico. Se recomienda hidratarse constantemente, no esperar a tener sed, ingerir agua simple preferentemente y evitar las bebidas azucaradas porque incrementan el nivel de azúcar.


Cuando nos llega al cerebro la sensación de sed, ya hemos perdido el 3% de líquido, ya estamos deshidratados. Además, ocasiona resequedad en la piel, por esto se recomienda hidratar la piel dos o tres veces al día.


La recomendación en términos generales para una persona adulta son 2.5 litros de agua al día, esto entre agua y alimentos sólidos con agua, como pueden ser verduras y frutas. Consulte con su Profesional de la Salud en Nutrición, cuál es su ingesta diaria personal.


Recomendaciones importantes


Si tienes diabetes y sospechas que estás levemente deshidratado, revisa tu glucosa en sangre. Si está alta, debes tomar medidas inmediatas para bajarla. Bebe abundante agua y sigue las instrucciones de tu médico.


No tomes café, té u otros líquidos que actúan como diuréticos, ya que estos aumentaran la perdida de líquidos en el organismo empeorando la deshidratación. Céntrate en la rehidratación y proporcionando suficiente líquido para que tu cuerpo funcione correctamente.



Bibliografía

Agencia Iberoamericana DiCYT. (2017, 4 mayo). Prevenir la deshidratación, clave en casos de diabetes. dicyt. https://www.dicyt.com/noticias/prevenir-la-deshidratacion-clave-en-casos-de-diabetes

Fundación para la Diabetes. (s. f.). Hidratación y Diabetes. Recuperado 22 de septiembre de 2020, de https://www.fundaciondiabetes.org/upload/publicaciones_ficheros/15/Infografia_hidratacionydiabetes.pdf

Josephson, P. (2017, junio). Deshidratación (para Adolescentes). Nemours KidsHealth. https://kidshealth.org/es/teens/dehydration-esp.html

Vive con diabetes. (2017, 25 enero). ¿Cómo la deshidratación afecta los niveles de la glucosa en la sangre? www.vivecondiabetes.com. https://www.vivecondiabetes.com/viviendo-con-diabetes/tratamiento-y-cuidados/6124-%C2%BFc%C3%B3mo-la-deshidrataci%C3%B3n-afecta-los-niveles-de-la-glucosa-en-la-sangre.html


585 vistas0 comentarios

Topógrafos 7 PB, Col. Escandón

Miguel Hidalgo,11800 CDMX

55 4085 6355

icono_whats.png